24 March 2014

LA TRANSPARENCIA EQUIPADA


La publicidad comercial implantada entre artículos y publicaciones de arquitectura ha representado un papel que aún no ha sido suficientemente valorado. Durante gran parte del siglo 20, las revistas especializadas han ilustrado en sus páginas novedades tecnológicas, materiales y sistemas que invitaban a la implementación, transformación y por último sustitución de la construcción tradicional: “únicamente los nuevos materiales nos permiten hacer nuevas arquitecturas” declaraba Alejandro de la Sota en la presentación de la revista Tectónica (1). No obstante el descubrimiento de, por ejemplo, el vidrio Thermopane “contra el frío, contra el ruido”, inaugura una fructífera etapa proyectual de Sota a partir de 1970: una serie de ejercicios de estructuras desnudas y elegantes membranas de vidrio dotadas ahora de una fortalecida transparencia.

Es el caso de la Sede para Bankunión (2), un edificio prismático definido a través de un cerramiento transparente de vidrio Thermopane, “con consistencia, estanqueidad en las uniones, altísimo aislamiento térmico a los rayos y a la transmisión, antideslumbrante, creador de un ambiente de confort y una espléndida calidad. […] Los anclajes de las losas de Thermopane son elementos lógicos de la textura exterior” (3­­). Llama la atención el lenguaje entusiasta, técnico y a la vez comercial del propio Sota, el discurso de catálogo, ajeno al creciente interés general por el pensamiento teórico en detrimento quizá de consideraciones técnicas de ámbito disciplinar: “me emociona mucho más recibir un prospecto de un nuevo material, que me da unas posibilidades inmensas, que toda una lección de no-sé-cuántos que, a lo mejor, ni me va” (4). A esta etapa de proyectos inmateriales no construidos, corresponden al menos dos obras más: la primera e idéntica propuesta para las casas Guzmán (1970) y Domínguez (1973), y la sede de Aviaco (1975).

El catálogo supone para Don Alejandro el hallazgo necesario para la activación de soluciones conceptuales aún no explicitadas, quizá, o precisamente, ante la falta de medios técnicos disponibles en ese momento: “Ésta es una pintura de Josef Albers. De este tipo de cosas tengo infinidad, cosas que me han movido a un entendimiento, una vibración que ha sido aprovechada. Un anuncio de cualquier revista: ‘contra el ruido, contra el frío’. […] Una pintura preciosa de Paul Klee: ‘Casas de cristal’. Una inspiración fabulosa, la cosa que no pesa, que no se sabe cómo se enlaza, pero que hay un orden. La vibración es permanente cuando uno está comprometido en hacer algo” (5). Lo importante será entonces ese estado de “vibración permanente”, de francotirador sensible para un modelo de conocimiento capaz de transformar en cultura, en este caso arquitectónica, un poema, una noticia, un material, una pintura o una nueva promesa comercial: la transparencia equipada.

NOTAS

1. Texto extraído del catálogo de Formawall de Robertson y publicado en Tectónica, 1. Noviembre 1995.
2. Concurso para la sede de Bankunión en Madrid, 1970. El consejo de administración decidió no premiar la propuesta ante la ausencia de antecedentes poniendo en práctica esta solución. El edificio Willis Faber, Ipswich, UK, 1971-75, de Norman Foster, fue uno de los primeros ejercicios de cerramiento de vidrio sin carpintería totalmente independizado de la estructura.
3. Alejandro de la Sota, Conferencia impartida dentro del ciclo ‘Modernitat i avantguarda’, I semana cultural, Escuela de arquitectura de Barcelona, 28 de enero-2 de febrero, 1980. Publicada en ‘Alejandro de la Sota. Escritos, conversaciones, conferencias’, edición a cargo de Moisés Puente, Barcelona, Gustavo Gili, 2002, págs. 177-178.
4. Ibídem pág. 186. Sota nunca declaró interés alguno por las obras de los referentes teóricos de la época: Venturi, Scott Brown, Rossi, Schultz, Alexander, Jenks, etc., citando sin embargo con frecuencia a poetas, artistas, escritores, ingenieros y, cómo no, sistemas y tecnologías propias del mundo de la construcción industrializada.
5. Alejandro de la Sota, Arquitectura nº144, diciembre 1970, pág. 29; también publicado en Ábalos, Iñaki; Llinás, Josep; Puente, Moisés, ‘Alejandro de la Sota’, Barcelona, Fundación Caja de Arquitectos, 2009, pág. 332.

No comments:

Post a comment