11 May 2015

LA SIMETRÍA SE RESISTE


El lenguaje de Mies se articula desde el orden estructural: toda su gramática y su vocabulario giran en torno al armazón resistente que ha de configurar el marco de la vida. Para bien o para mal, el ascetismo técnico de la retícula lo ocupa todo, reduciendo a un segundo plano cualquier elemento ajeno a la férrea disciplina de la abstracción geométrica. Incluida la naturaleza. Incluido el hombre. 

Muchas han sido las voces que desde dentro han cuestionado el orden miesiano: Louis I. Kahn se refería al Seagram como "un edificio nacido muerto, colocado sobre una especie de podio. El edificio no es honrado, porque los empujes de viento no quedan patentes" al exterior (1). La naturaleza no entiende de retículas (2). Seguramente en la cabeza de Lou resonara su proyecto Torre Ciudad en Filadelfia, Pensilvania (1952-57), contemporáneo del Seagram (1954-58) y en el que la estructura se expresa al exterior en forma de poderosa osamenta triangulada. Antón Capitel respecto a la disconformidad manifestada (incluso en los juzgados) por la señora Farnsworth, recuerda que "como tal casa, pueda quizá considerarse, si no tanto como una aberración, sí poco apropiada y poco general" (3). El hecho de habitar nunca es genérico.

La fotografía de una oficina para personal administrativo en el Seagram ofrece una imagen cotidiana del coloso, aún sin estrenar las máquinas de escribir, aún sin papeles las bandejas de documentos, sin ceniza los ceniceros. Ante el heterogéneo skyline de Nueva York, el fotógrafo esquivará la diagonal del pilar y ya sea por fortuna o intencionadamente, la simetría de la esquina (tantas veces impresa en el detalle de planta) aparecerá momentáneamente fulminada, tanto por el punto de vista del objetivo como por la sobre-exposición a la luz solar de una de sus caras. Puede que Dios esté en los detalles, el ojo humano está por todas partes. A todas horas (4). En el dibujo todo encuentra con facilidad un igual al otro lado del eje imaginario. Espejismos. En la vida la simetría se resiste.

NOTAS

(1) "New Frontiers in Architecture: CIAM in Oterlo 1959". Charla en la clausura del congreso de Otterlo. Tomado de Oscar Newman, New Frontiers in Architecture: CIAM in Oterlo 1959, Universe Books, Nueva York 1961. También publicado en Louis I. Kahn. Mi Arquitecto, Arquia Documental 3, pág. 45. 
(2) Según Philip Denny, el Seagram tiene el dudoso honor de ser el edificio peor clasificado en el New York's Energy Star, por su elevado consumo energético debido probablemente al sobre-dimensionado de los sistemas de climatización y errores en la orientación y protección solar de la envolvente homogénea. Ver aquí.
(3) Antón Capitel, "Las columnas de Mies", Cádiz, Colegio de Arquitectos de Cádiz, 2004, pág. 67.
(4) Mies nunca hubiese firmado esta foto: en las plantas del maestro alemán los muebles se alejan de la envolvente de vidrio y se ordenan como el despacho de un ejecutivo o la sala de espera de un banco; reinan las baldosas cuadradas, los pilares cuadrados, los ejes regulares, la excelencia indolora de la simetría. Incluso en la esquina.

No comments:

Post a comment