22 September 2014

MATERIALES NOBLES


El 10 de enero de 2013, un grupo de profesores y alumnos visitamos por primera vez el Fair & Exhibition Hall de Lacaton & Vassal en Paris Nord Villepinte. La nave forma parte del recinto ferial Villepinte situado al norte de la ciudad junto al aeropuerto Paris-Charles de Gaulle. El carácter del lugar nos resulta extrañamente familiar: oficinas en alquiler en forma de edificios de cristal oscuro y columnas revestidas de acero inoxidable; arquitectura "comercial" de grandes logos corporativos y puertas giratorias; arquitectura "singular" en viveros de empresas y centros de ocio y restauración; y por supuesto un Ikea. En medio de todo este ruido, discreta desde el silencio cómplice de los nubarrones, la lluvia y la espesura gris del aire húmedo, apareció como un Palacio, al fin, la Nave 7.

La propuesta de planta rectangular (189x78m) presenta estructura metálica ligera (a pesar de las grandes luces propias del uso expositivo), y cerramiento de vidrio, chapa y doble policarbonato superior, configurando un invernadero perimetral. Esta galería libera un espacio cubierto exterior en planta baja, refugio de cajas y cajones de madera con ruedas, cofres espartanos que contienen sin embargo las maravillas que han de formar la siguiente exposición. El invernadero cuenta con plantas procedentes de todo el mundo que aportan color y además "son parte del concepto bioclimático del edificio, jugando un papel de espacio de amortiguación entre el aire exterior e interior" (1). El espacio expositivo aparece como un gran vacío inundado de luz natural. La sencillez de la solución, su ligereza, "la arquitectura que no tiene" (2) en términos compositivos, materiales o formales, se precipitaba como una provocación: ¿seríamos cualquiera de nosotros capaces de abordar un encargo como este, un Ifema para París, desde este grado luminoso de privación?.

"Pensar el proyecto desde la economía lleva a hacer posible su desmesura, su desbordamiento; conduce a hacer posible la libertad, lo extraordinario, y eso es lo que nos emociona" [...] La economía se convierte en la herramienta ideal para desdibujar los límites materiales y para el montaje de situaciones de proyecto" (3). La emoción de la economía en arquitectura. Como si la nobleza real de los materiales no radicara nunca más en su precio, su rareza, su durabilidad o su voluptuosa hermosura. La nave 7 nos enseña que finalmente el espacio, la luz y el aire perfumado y pre-climatizado a través de la galería vegetal, son los nuevos/viejos materiales de la arquitectura. Querida Anne: ¿existen hoy los materiales nobles?. 

NOTAS

(1) Lacaton & Vassal, memoria del proyecto, traducción MADC.
(2) Alejandro de la Sota se refiere en numerosas ocasiones al Gimnasio Maravillas con esta especie de falta de añoranza sobre "la arquitectura que no tiene", subrayando el ejercicio de cubierta habitable, el proyecto de una estructura sencilla proyectada en colaboración con un ingeniero. Ver Sota, Alejandro de la, Escritos, Conversaciones, Conferencias, Barcelona, Gustavo Gili, 2002; "Conferencia", Barcelona, 1980, pág. 179.
(3) Lacaton & Vassal, "La libertad estructural, condición del milagro", revista 2G, nº60, pág. 173.

FOTO: MADC

No comments:

Post a comment