8 February 2019

LA HEREDAD RECUPERADA


La periferia tiene muchos centros: centro de salud, centro comercial, centro de belleza, centro de arte, centro tecnológico, centro cívico, centro de día, centro de gravedad,...la lista es larga (1). Todos ellos constituyen un lugar de reunión para la comunidad, un punto interior, que concentra y excita una determinada actividad colectiva. El origen de tanto nuevo centro tiene lugar en tipologías anteriores y de proximidad, como el mercado, la plaza, el dispensario, la iglesia o el ambulatorio, feliz término éste último, que reivindicamos aquí como una verdadera invitación al recorrido, arquitectura condicionada a la práctica militante del andar (o ambular) como condición primera para el reconocimiento pausado de un lugar.

El barrio se establece desde el hecho de caminar. Su escala es más bien un sistema perceptivo y social, un intangible que puede o no coincidir con las divisiones administrativas del distrito o el censo municipal, ligado en ocasiones a cuestiones de control político y/o recaudatorio. Uno de los centros de gravedad de todo barrio habitado como tal es el ambulatorio (2), lugar que habilita el encuentro y favorece la cohesión social, poniendo de manifiesto la cotidianidad de nuestra fragilidad ante los virus, las pequeñas dolencias o los achaques propios de la edad. Por todo ello, el ambulatorio configura una tipología tradicionalmente horizontal, en muchas ocasiones resuelto en una sola planta, como si de alguna manera el propio barrio continuara de forma natural hacia su configuración interior. Allí, el recorrido se disuelve en un espacio para la espera y la paciencia hasta el momento de ser atendido, también un remanso para el encuentro y relaciones sociales para el paisanaje. Allí, el patio aparece con frecuencia como el elemento apropiado para introducir de nuevo la exterioridad en el corazón del edificio ambulatorio: la quietud al final del recorrido, el barrio condensado ahora en su luz, en su quietud, en el vacío de cada patio transmutado ahora como centro en el mundo

Hace unos días visitamos junto algunos alumnos el Centro Municipal de Salud en Villaverde, Madrid, del estudio Entresitio. El proyecto corresponde a una serie de tres centros idénticos situados en la periferia de Madrid (San Blas, Usera y Villaverde) y fueron construidos en el periodo 2007-2010. El hecho sin duda notable de construir tres veces el mismo proyecto, se hace posible gracias a la autonomía de los edificios en relación a un entono "falto de relevancia" según los propios autores: "Nuestra propuesta ganadora fue un único edificio cuya autonomía formal y funcional fuera suficiente para poder existir con independencia del emplazamiento" (3). El edificio situado en un barrio de nueva creación, presenta una sola planta y cuenta únicamente con trece ventanas horizontales practicadas en cubierta, patios interiores acristalados que dotan al conjunto de una atmósfera cálida, escala amable y buena iluminación natural durante todo el día. La arquitectura dignifica el entorno aún cuando éste no se considera relevante, y lo hace desde herramientas disciplinares como la escala apropiada, la contención material, la construcción de un paisaje propio, o la atención a una estructura interna de "calles" similar a la de una ciudadela que invita más al paseo que a la espera, haciendo propio el origen mismo de la etimología ambulatoria

Caminar por las calles, como por una recuperada heredad (Borges).

Notas.

(1) El centro geográfico de la península ibérica está situado en Getafe, ciudad localizada al Sur de la ciudad de Madrid.
(2) Ambulatorio (de Ambular): 1. adj. Dicho de una forma de enfermedad o de un tratamiento que no obliga a permanecer en un centro hospitalario; 2. adj. Perteneciente o relativo a la práctica de andar. 
(3) Descripción por Entresitio aquí. En este caso, el barrio de El Espinillo (Villaverde) aparece como típico tejido en periferia de nueva creación, con calles ortogonales y bloques residenciales de ladrillo.

En la imagen, Centro Municipal de Salud en Villaverde, Madrid, del estudio Entresitio.

No comments:

Post a Comment