7 June 2016

EL LUGAR DE LOS INTERSTICIOS


Existen lugares en los que conviene domesticar la luz, tamizar de alguna manera su intensidad deslumbrante, hiriente por momentos para nuestra retina. Muchos son los mecanismos de que disponemos en arquitectura a tal efecto, filtros y veladuras, porosidades que transforman la solidez de los límites en tramas más o menos vaporosas para la luz o el aire, la humedad, el sonido o los aromas que configuran un lugar. En la lógica de la intermediación, el intersticio se confabula con el Mundo para nosotros. 

"Los mediodías arden / en la piel de los cuerpos / y es un desamparado / el que no tiene sombra" (1). Héctor Abad acredita los rigores del trópico y nos introduce de lleno en la gramática del umbráculo, el espacio delimitado mediante urdimbres transpirables. En la imagen, los muros calados de Carlos Raúl Villanueva en la Ciudad Universitaria de Caracas (1944-70), se presentan como herencia de las tradicionales casas palafito de Venezuela, auténticas obras de cestería transformadas en atmósferas habitables. También resuenan aquí la celosía propia de la cultura islámica o las indagaciones Modernas de arquitectos como Affonso Eduardo Reidy en Brasil (2). La arquitectura también es una cuestión de latitud.  

El intersticio se confabula con el Mundo para nosotros (3). Para Carlos Raúl Villanueva la fluidez del espacio se presenta como una condición necesaria e imprescindible, una suerte de condición abierta y previa a cualquier otra consideración volumétrica, estructural o material. En paralelo -a imagen y semejanza- cohabita una íntima actitud permeable hacia un afuera más grande, un interés existencial hacia lo terrenal y lo humano más allá de cualquier frontera en forma de doctrina, dogma o academia: "la reversibilidad del valor urbano de la arquitectura y el valor arquitectónico del urbanismo" (4). La continuidad como una de las formas del Humanismo. La ciudad como el lugar de todas las escalas en el Tiempo. La arquitectura como el lugar de los Intersticios.   

NOTAS

(1) Héctor Abad, "Trópico", en Testamento Involuntario, Valencia, Pre-textos, 2015, pág. 81. 
(2) Especialmente interesante resulta su Complejo Habitacional Predegulho, Río de Janeiro, 1947.
(3) Intersticio: hendidura o espacio, por lo común pequeño, que media entre dos cuerpos o entre dos partes de un mismo cuerpo. 
(4) Carlos Raúl Villanueva, Reflexiones Personales. Textos Escogidos. Caracas: Centro de información y Documentación de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo. Universidad Central de Venezuela, 1962. Visto en C.R. Villanueva, DPA 29, Barcelona, UPC, 2013, pág. 84. 

No comments:

Post a comment